¿De la botella o del vaso?

¿En vaso o directamente de la botella?

Si hacemos la misma pregunta con una botella de vino la respuesta está clara. Para beber vino directamente de la botella tienes que tener mucha sed, o estar de excursión por el monte. ¿Entonces por qué hacemos esa misma pregunta cuando hablamos de cerveza? Todo depende de la cerveza que está dentro la botella. 

Las marcas producidas en masa han diseñado una cerveza simple y refrescante. Sin muchos sabores ni aromas, sólo con el objetivo de poder llegar a un público muy amplio. En lugar  de producir varios estilos de cerveza han optado por el más popular, el lager pálido internacional. Esta cerveza es un refresco y se toma muy fría, sin prestar atención al color (mientras sea filtrada), la espuma o el aroma. Cuanto menos compleja mejor. Pero es verdad, entra muy bien un dia de calor en el verano…Y para mi, en ese caso mejor si es directamente de la botella!

Con la cervezas artesanal buscamos más matices de sabores, colores y aromas. Se convierte en una experiencia más completa y hay que dejarla que te conquiste poco a poco. En  boca buscamos sabores pero en el vaso buscamos color, espuma y aroma. Los sabores en boca sólo son seis (acidez, amargor, salado, dulce, umami y grasa) lo que explica porque con solo saborear con la boca (es decir, directamente de la botella) no llegamos muy lejos. En la nariz podemos detectar miles de diferentes aromas. Cuando bebemos directamente en botella se convierte en una bebida refrescante con sabor principalmente amargo. Para disfrutar de todos los matices que una cerveza artesanal buena puede ofrecer, sólo se puede hacer bebiéndola en un vaso, dónde podemos percibir su color, su espuma y una gran variedad de aromas. 

También la carbonatación es muy importante… Hay que tener en cuenta que la cerveza desde la botella es más pesada porque se percibe más carbonatación que en el vaso, aunque esto ya va a gustos.

En la fábrica de cerveza artesana Sáez & Son, en Náquera Valencia, servimos todas las cervezas en vaso y directamente del barril. Tenemos un vaso específico para cada tipo de cerveza que servimos, ya que esto ayuda a potenciar la experiencia según el estilo para el consumidor.

En resumen, ¿del vaso o de la botella?… pues depende del dia, el lugar, de la compañía y sobre todo de la cerveza. Basado en estos criterios, quizás deberíamos empezar a beber algunos vinos también directamente de la botella.

Skål,
Andreas, Fundador y Sommelier Cicerone

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s